la-domotica-en-espana-es-una-realidad-wpcf 800X300

Uno de los momentos que pueden crear ciertas tensiones entre propietario e inquilino son aquellos que están relacionados con los desperfectos. En concreto, saber cuando los gastos de la reparación es responsabilidad de uno o del otro. Son temas tan comunes y delicados que en más de una ocasión han dinamitado “relaciones” de alquiler de varios años

Antes de nada, conviene recordar que, salvo clausulas abusivas y absurdas que nunca pueden estar por encima de la ley le pese a quien le pese, lo que aparece en el contrato va a misa. Así que las dos partes deben sentarse a leer con detenimiento el contrato de alquiler e incluso asesorarse con expertos si no se tienen demasiados conocimientos.

¿Qué reparaciones paga el casero y el inquilino?

El inquilino debe pagar de su bolsillo aquellas reparaciones relacionadas con el mal uso o que hayan sido causadas por el desgaste. Por ejemplo: un cristal que se ha roto por un golpe (ojo, no por viejo o cambios de temperatura, sino por mal uso), la cadena de la cisterna tras años de desgaste, las bombillas e incluso la cerradura si se lleva como inquilino mucho tiempo… Este es un apartado que requiere del buen entendimiento de todas las partes. Es decir, un propietario de debería obligar a reparar la cadena de la cisterna a un inquilino cuando este lleva pocas semanas o meses en la casa. Por eso mismo, antes de alquilar la casa, conviene probar todas las luces, enchufes, aparatos eléctricos, etc.

Por otro lado, el propietario, debe asumir los gastos de los electrodomésticos, la caldera y todas aquellas averías de la infraestructura del piso (muros agrietados, humedades producidas por filtraciones, persianas rotas, etc.).

En definitiva, el propietario paga las grandes reparaciones que no hayan sido producidas por el mal uso y desperfectos en la estructura del piso. El inquilino las pequeñas reparaciones generadas por el continuo desgaste o el mal uso. Lo que siempre será recomendable es que las dos parte se sepan comunicar bien, confíen el uno del otro y sepan comprender la situación de cada uno para evitar fricciones.

Únete a nuestro Newsletter

Subscríbete a nuestro Newsletter y te mantendremos informado!

 

Who's Online

Hay 297 invitados y ningún miembro en línea