eficiencia-individualizacion-consumo

Son épocas de cambio y de aparición de nuevos conceptos y maneras de afrontar cuestiones como la Eficiencia Energética. En este post proponemos explicar de manera clara y breve qué son los repartidores de costes.

Ahí vamos. Son exactamente unos pequeños equipos digitales que se utilizan como método de medición individual por cada radiador instalado y que deben estar fabricados de acuerdo a la normativa UNE-EN 834:1994.

Pero ¿cómo funcionan? Lo primero: obtienen la temperatura del radiador y la temperatura ambiente de la dependencia donde están situados. Por ejemplo, contabiliza cuando la diferencia de temperaturas entre la superficie del radiador y la del ambiente sea superior a 4ºC. En caso contrario, el repartidor de costes entenderá que el radiador está apagado. Los repartidores de costes discriminan entre verano e invierno.
Cada uno de estos aparatos consta de una carcasa que cubre la electrónica, dos sensores de temperatura, una unidad de cálculo, una pantalla LCD en la cual se pueden visualizar los valores de consumo, una fuente de alimentación (batería), y un mecanismo de precintado, que tiene como misión protegerse de manipulaciones no autorizadas.

Ahora, una Directiva relativa a la eficiencia energética, va a obligar a los españoles que tienen instalaciones centralizadas de calefacción a instalar contadores individuales en su vivienda para medir el consumo de calefacción, refrigeración o agua caliente sanitaria, lo que afectará a más de 1,5 millones de hogares en España.

Hay fecha límite: el 31 de diciembre de 2016 y es a partir de este momento, cuando el sistema de cálculo por coeficientes, por la que se hace una estimación del gasto en función de los metros cuadrados que tenga el inmueble, “morirá” y cada vivienda pagará de forma individual, en función de la energía que consuma. Añadamos que los sistemas que las calefacciones centralizadas conllevan multitud de desventajas a nivel térmico y es por ello por lo que se nos dirige hacia la individualización del consumo mediante repartidores de costes.

Ajustándonos a la manera histórica de realizar mediciones de consumo, la denominada “por columnas” (existentes en la mayoría de los edificios), la única forma de realizar mediciones individualizadas de consumo es mediante la instalación de estos equipos, los repartidores de costes de calefacción.

Los repartidores de costes llevan utilizándose desde hace décadas en Europa. La individualización del consumo de calefacción tiene grandes ventajas ya que existe un mayor control sobre la instalación y además, se estima que se obtienen ahorros de entre un 20% y un 35%. El usuario actuará de forma muy diferente, preocupándose de regular su sistema de calefacción para no consumir más de lo que necesita y, por lo tanto, pagar menos.

Tomemos nota… Si además, acompañamos esta modalidad con la instalación de válvulas termostáticas en los radiadores, conseguiremos un mayor control en el consumo de calefacción en el hogar que, recordemos, es el sistema que mayor gasto en energía genera en el hogar (un 46%), y por tanto, un mayor ahorro energético.

La lectura de los equipos se realiza por una empresa especializada y a distancia (vía radio). Por lo tanto, no será necesario acceder a la vivienda para realizar la medición de los repartidores de costes de calefacción instalados.

En definitiva, la individualización del consumo de energía, y el uso de elementos adicionales como ventanas con altas prestaciones de eficiencia energética, nos ayudarán a hacer un uso más racional de los recursos energéticos en nuestros hogares… Y nuestro bolsillo lo agradecerá.

Fuentes: Deceuninck.es, blog “Calor y frio” e “Instalaciones y eficiencia energética”.

Únete a nuestro Newsletter

Subscríbete a nuestro Newsletter y te mantendremos informado!

 

Who's Online

Hay 122 invitados y ningún miembro en línea