QCMV BlogContruccion

Esta semana en Barcelona, una serie de expertos va a debatir sobre la entrada de un nuevo ciclo de valor en el sector de la construcción. Sus conocimientos van a ir encaminados hacia una declaración de intenciones que será defendida con ahínco y que, según se vaticina, pasará por adaptarse por completo a la demanda para presentar, en un futuro que ya es presente, cuatro nuevos tipos de casas a petición del consumidor: baratas, abiertas y saludables, eficientes e inteligentes.

Los protagonistas de este nuevo cambio de modelo, debemos aportar una nueva y creativa visión del sector buscando dinamizar su modo de ejecutar, su diseño, su innovación y la sostenibilidad como pilares fundamentales.

¿Todo teoría? Parece que hay detrás mucha práctica. Desde finales de 2014, el catedrático de Economía Aplicada José María O’Kean ha visitado diferentes ciudades españolas, por las que ha ido contrastando sus ideas sobre el sector con agentes activos del mismo. El resultado se ha plasmado en el informe ‘Diseñando un nuevo ciclo de valor en la construcción‘.

La aproximación del catedrático sobre cómo será el nuevo escenario aporta una perspectiva novedosa y bastante disruptiva. Alecciona al  sector para adaptarse a la demanda teniendo en cuenta factores tan básicos como son las nuevas necesidades y usos de las personas, unidas a los cambios tecnológicos y a las exigencias en materia de sostenibilidad.

No cabe duda de que el nuevo consumidor es un agente más reflexivo y exigente, que además se desenvuelve bien en el espacio digital, en el que recopila información y comparte sus opiniones. Todos ya, a la hora de consumir, buscamos más las sensaciones que el hecho de tener bienes y habitar nuestras casas. Qué decir de la financiación, será más difícil pues hemos aprendido que endeudarse en exceso… sale muy caro.

Pero, como apunta el profesor, “No hay viviendas ideales, hay diferentes tipologías que después el consumidor irá adaptando a sus preferencias”.

El envejecimiento de la población y una nueva generación obligarán a la construcción de viviendas adaptadas a sus necesidades y al diseño de figuras jurídicas y financieras que faciliten su adquisición. Adicionalmente, aboga por generar instrumentos jurídicos y financieros que permitan la permuta de viviendas por otras nuevas en espacios más saludables y con servicios más apropiados. “Si además rescatamos la hipoteca inversa, podemos mejorar los niveles de consumo de estas personas, que están viendo como su esperanza de vida mejora, pero no las condiciones de vida que su pensión les posibilita”, añade.

El principal problema de toda esta hipótesis y su desarrollo estará en que las promotoras y constructoras apuesten por el reto de construir nuevos escenarios que aporten confort, diseño, eficiencia e interactividad. Y aunque algunas empresas ya se están diferenciando con productos innovadores, en un principio otras muchas “tenderán a hacer las cosas como hasta ahora; pensarán que la crisis se ha debido a cuestiones exógenas al sector y que ellas han construido bien”, opina O`Kean. Parece evidente, que las primeras que afronten construir siguiendo estas tendencias tendrán más éxito y entonces las demás las imitarán. Siempre ha sido así.

¿Te imaginas poder personalizar tu vivienda hasta el punto de elegir formas, colores y modelos de muchos de sus elementos, como por ejemplo las ventanas? Pues nosotros ya lo hacemos posible… No te conformes con menos. Bienvenid@ a una nueva era en la Construcción.

Como decía el gran Henry Royce, cofundador de Rolls-Royce: “La calidad se recuerda mucho tiempo después de haber olvidado el precio”. Deceuninck está en ello, con sus productos y soluciones, desde hace años…

Hasta el próximo día.

 

Fuentes: Deceuninck, Cosas de arquitectos y periódico El Mundo.

Únete a nuestro Newsletter

Subscríbete a nuestro Newsletter y te mantendremos informado!

 

Who's Online

Hay 197 invitados y ningún miembro en línea