DiaIntenacionalVentana

¿Sabes que a lo largo del año hay más de 120 “Días internacionales de algo”? ¡Pero si hay hasta un día contra las Bolas de Pelo del Gato! Sólo en esta semana pasada hemos tenido:
  • 22 abril, día Internacional del Planeta
  • 23 abril, día Internacional del Libro
  • 24 abril, día Internacional de la Concienciación respecto al #ruido
  • 26 abril, día Internacional de la Propiedad Intelectual…

Y es sobre el del día veinticuatro sobre el que vamos a hablar hoy en nuestro post…

Estos son algunos de los problemas más comunes por la contaminación acústica:

  • Pérdida de audición: daños en la parte del oído interno.
  • Efectos fisiológicos: estrés, lo que causa un aumento en la tensión arterial, pudiendo afectar al sistema cardiovascular.
  • Estrés relacionado con el trabajo: el ruido en el entorno laboral, afecta su rendimiento.
  • Aumento del riesgo de accidentes: reacciones al peligro ignoradas (tapadas) debido al ruido y causen accidentes, especialmente en sectores laborales.

Aunque pueda ser uno de los que más desapercibido pase habitualmente, por el triste “acostumbramiento” al que nos vemos avocados, el RUIDO es el principal problema ambiental al que nos enfrentamos los ciudadanos en nuestro día a día, por delante de la polución, suciedad, ausencia de espacios verdes o el olor.

Es el tráfico la mayor fuente de contaminación acústica, las maquinarias de obras públicas, bares y restaurantes son también algunos de los agentes de ruido en las ciudades españolas. Hasta un 27% de los españoles también apunta a que el exceso de ruido le produce malestar y estrés, y uno de cada cinco encuestados manifiesta que sufre pérdida de concentración por culpa de los excesos de contaminación acústica.

Incluso en las bibliotecas se sufre el fenómeno ascendente del ruido en las salas de estudio en niveles a veces insostenibles. Ello significa un gran perjuicio para la concentración en la lectura y en las actividades académicas y laborales que requieren un adecuado ambiente.

Pero he aquí una buena noticia, y es que más de la mitad de los ciudadanos parece ser que contribuimos a reducir, en nuestras viviendas,  la contaminación acústica bien aislando nuestras casas del ruido exterior (#ventanas!, #puertas, etc.), bien cuidando los decibelios interiores con los aparatos electrónicos, electrodomésticos y demás.

La atenuación del molesto ruido exterior, lograda por las soluciones que INCERCO pone en el mercado como el sistema TOP 70 Premium, permite aislar nuestras viviendas o lugares de trabajo incluso en zonas de alta contaminación acústica como entornos complicados de tráfico, obras, etc.

Hagamos un tributo al silencio, o por lo menos, una apuesta porque en nuestras vidas y edificios, podamos disfrutar de un ambiente más propicio para la concentración y la salud en general.

Fuente:  deceuninck.es, El País, Cuandoo.com

Únete a nuestro Newsletter

Subscríbete a nuestro Newsletter y te mantendremos informado!

 

Who's Online

Hay 233 invitados y ningún miembro en línea